lunes, 27 de abril de 2015

31. LA LIBERTINA

Sé que son momentos muy penosos para ti, Roberto. Pero, es necesario que seas fuerte y afrontes estos duros acontecimientos con entereza. Tal vez ella, a su manera, te amaba. Debo serte franco. Hace dos días, y siguiendo tus indicaciones, tras un exhaustivo seguimiento, descubrí su doble vida. En un concurrido antro del casco antiguo, al identificarme y verse pillada, en ese momento, su transgresora mirada, acompañada de una sutil e hipócrita sonrisa, dejó al descubierto su autentica pasión por una vertiginosa y libertina vida. Anoche, muy cerca de aquel lugar, su cuerpo, semidesnudo y con fuertes hematomas, fue hallado en un contenedor de basura. El equipo forense certificó que había sido allí arrojada aún con vida. En su mano derecha, fuertemente apretado, su anillo de compromiso, el que tú, tiempo atrás, le habías regalado. Quizás, durante sus últimos momentos, tuvo la certeza de que, si algún motivo le quedaba para aferrarse a la vida, ése, sin lugar a dudas, eras tú. Por desgracia, a tal conclusión, llegó tarde.

Paco Fernández

 

martes, 14 de abril de 2015

30. MI SER Y YO

Desde que el uso de razón habita en mí, 
me pregunto por qué soy como soy. 
Por qué no soy de otra manera. 
Claro que, si fuese de otra manera, 
estoy seguro, en una alta probabilidad, 
de que no me estaría formulando semejante pregunta: 
¿por qué soy como soy?. 
En ocasiones, pienso que quizás se deba a una pesada broma del destino, 
o a la divina voluntad de unos dioses caprichosos, 
o puede que, al accidentado experimento de una meiga inexperta.
Nada claro lo tengo. 
Me apabulla esta incógnita mía sobre la naturaleza de mi ser. 
Es más, pienso que resido en un universo lleno de otros seres 
que también son como son. Y no son como yo soy. 
...Y, ¡ya está!. Término el relato porque mi mujer, 
desde hace largo rato, me está llamando y, 
al ver que me hago el loco y no acudo a su presencia, 
le oigo decir: ¡cómo eres!
Y, cuando ella lanza semejante exclamación, 
la bronca la tengo asegurada. 
Pero yo, para mis adentros, continuo pensando: 
soy como soy.

#‎Escritorioenlatrastienda‬ ‪#‎Microrrelato‬

Paco Fernández

lunes, 6 de abril de 2015

29. EL CALLEJÓN



Desplazándome por aquel callejón con gran sigilo, me precedía una penetrante y sobrecogedora oscuridad. De pronto, algo hace que me detenga: un inquietante y estremecedor chasquido. Contengo la respiración. Un fuerte escalofrío recorre todo mi cuerpo, al tiempo que se escucha un sonoro maullido, y algo, ...con inusitada virulencia y a velocidad de vértigo, golpea mis piernas. Dominado por el pánico, pierdo el equilibrio y me desplomo sobre el pavimento, golpeándome la cabeza y quedando inconsciente. Me recobro horas más tarde, al notar, en las mejillas, los lengüetazos de un cachorro de mastín. Las primeras luces del nuevo día habían hecho su aparición.

‪#‎Escritorioenlatrastienda‬ ‪#‎Microrrelato‬